Dicen que donde hay un sueño, hay un camino. BETRECE es nuestro sueño y a la vez nuestro camino. Un sueño que nos gustaría compartir con todas aquellas personas comprometidas con la naturaleza, comprometidas con el cuidado del medio ambiente, comprometidas con hacer del lugar donde habitamos un mundo mejor, un mundo más sostenible, en definitiva, con personas comprometidas con la vida.

Nuestro camino empieza en 2020, cuando el mundo observa de manera increíble que la existencia de la vida, de nuestra vida, tal y como la conocíamos, podría desaparecer para siempre. Las circunstancias vitales experimentadas este año 2020 hacen que nos replanteemos nuestro sistema de valores y que afrontemos la vida desde una perspectiva no conocida anteriormente, por este motivo, desde ese momento vital trascendental, decidimos apostar por un proyecto que impulse la vida, que la respete y que la cuide. Nuestro proyecto se llama BETRECE.

La vida también es alegría, diversión, es emoción y pasión, por eso BETRECE quiere ser sinónimo de vida, quiere ser actualidad, modernidad, buen gusto, estilo propio y personalidad. Y porque creemos que cuidar del medio ambiente no debe estar reñido con ir a la última y con contar con materiales de máxima calidad os preguntamos
¿nos acompañáis en este camino?

Dicen que donde hay un sueño, hay un camino BETRECE es nuestro sueño y a la vez nuestro camino. Un sueño que nos gustaría compartir con todas aquellas personas comprometidas con la naturaleza, comprometidas con el cuidado del medio ambiente, comprometidas con hacer del lugar donde habitamos un mundo mejor, un mundo más sostenible, en definitiva, con personas comprometidas con la vida.

Nuestro camino empieza en 2020, cuando el mundo observa de manera increíble que la existencia de la vida, de nuestra vida, tal y como la conocíamos, podría desaparecer para siempre.

Las circunstancias vitales experimentadas este año 2020 hacen que nos replanteemos nuestro sistema de valores y que afrontemos la vida desde una perspectiva no conocida anteriormente, por este motivo, desde ese momento vital trascendental, decidimos apostar por un proyecto que impulse la vida, que la respete y que la cuide. Nuestro proyecto se llama betrece.

La vida también es alegría, diversión, es emoción y pasión, por eso betrece quiere ser sinónimo de vida, quiere ser actualidad, modernidad, buen gusto, estilo propio y personalidad.

Y porque creemos que cuidar del medio ambiente no debe estar reñido con ir a la última y con contar con materiales de máxima calidad os preguntamos

¿nos acompañáis en este camino?

¿Cómo nació BETRECE, nuestro proyecto? ¿por qué somos BETRECE?

No sabemos en qué lugar de la vida, cada cual, encuentra la inspiración y la motivación. Ambas, son la fuerza motora que hace que te esfuerces por ser mejor, por ofrecer lo mejor y aportar todo lo bueno que atesoras en tu interior. Cuando encuentras la inspiración sientes la necesidad de ofrecérsela al mundo y, cuando las fuerzas flaquean, la motivación es la energía que te hace seguir adelante.

Nuestra inspiración tiene nombre propio, se llama Buba, es un bulldog francés que ya no está aquí, se encuentra en el cielo de los perros, aun así, su esencia sigue con nosotros. Nuestra motivación no empieza un día cualquiera, sino que lo hace el trece del tres de dos mil trece (13/03/2013), ese día, nació Kiara, una bulldog francés que nos acompaña día a día y nos impregna de su energía para continuar avanzando. Ellos, son el leitmotiv, el núcleo central que da lugar al nombre BETRECE y da forma a nuestra aventura.

La lealtad, la compañía, la confianza, el agradecimiento, el amor sin límites que nos ofrecen nuestros perros a diario hacen que nuestro proyecto, BETRECE, se comprometa con la protección de animales. De algún modo, sentimos que es una deuda que tenemos con ellos, es tanto el amor que nos brindan, que hacen que seamos sensibles con todo lo relacionado con el cuidado de los animales y la mejora de sus condiciones de vida.

¿Cómo nació BETRECE, nuestro proyecto? ¿por qué somos betrece?

No sabemos en qué lugar de la vida, cada cual, encuentra la inspiración y la motivación. Ambas, son la fuerza motora que hace que te esfuerces por ser mejor, por ofrecer lo mejor y aportar todo lo bueno que atesoras en tu interior. Cuando encuentras la inspiración sientes la necesidad de ofrecérsela al mundo y, cuando las fuerzas flaquean, la motivación es la energía que te hace seguir adelante.

Nuestra inspiración tiene nombre propio, se llama Buba, es un bulldog francés que tuvo un peso y una importancia enorme durante varios años de nuestras vidas. El día que se marchó dejó algo con nosotros que nunca se podrá borrar: su esencia. Nuestra motivación no empieza un día cualquiera, sino que lo hace el trece del tres de dos mil trece (13/03/2013), ese día, nació Kiara, una bulldog francés que nos acompaña día a día y nos impregna de su energía para continuar avanzando. Ellos, son el leitmotiv, el núcleo central que da lugar al nombre BETRECE y da forma a nuestra aventura.

La lealtad, la compañía, la confianza, el agradecimiento, el amor sin límites que nos ofrecen nuestros perros a diario hacen que nuestro proyecto, BETRECE, se comprometa con la protección de animales. De algún modo, sentimos que es una deuda que tenemos con ellos, es tanto el amor que nos brindan, que hacen que seamos sensibles con todo lo relacionado con el cuidado de los animales y la mejora de sus condiciones de vida.

Empieza aquí nuestro sueño. Os invitamos a acompañarnos en nuestro camino. ¿ Te apuntas?